jueves, 2 de agosto de 2007

La leyenda de las Walkirias


En la mitología germánica las Walkirias, Walkyrias o Valquirias son doce divinidades femeninas semejantes a las amazonas griegas, hermosas y guerreras.Como diosas de la guerra escogían a los combatientes que morirían en las batallas y que morarían el Walhalla (Paraíso de los guerreros), decidiendo además la suerte de las batallas. Se las representaba como vírgenes audaces que cabalgaban por el aire, presenciando los combates que ellas arbitrarían. Conviene aclarar que estaban subordinadas al dios supremo Odín o Wotan. Por ende, sus decisiones en última instancia correspondían a la voluntad de la divinidad máxima del panteón germánico.
Las Walkyrias eran presentadas generalmente como hijas de Odín, habitaban el Walhalla y escanciaban el hidromiel y la cerveza entre los héroes recompensados por sus hazañas terrenas.La voz Walkyria proviene del germánico walkyrien, que significa literalmente "elegir entre la matanza" y traduce de manera precisa la función selectiva de estas deidades. Se trata de un compuesto formado por el sustantivo wal (matanza) y el verbo küren (elegir). Los nombres de las Walkyrias se relacionan con la actividad bélica. Poe ejemplo, Brunilda, una de las más famosas, significa "armadura" y "combate". Mayoritariamente tenían origen celeste pero a veces muchachas de estirpe noble eran acogidas en vida como Walkyrias (como Brunilda en la leyenda de los Nibelungos) y otorgaban en ocasiones su amor a héroes famosos.
Por su influencia en la suerte de los combates, fueron a veces confundidas con las Nornas de la mitología nórdica. Estas eran tres deidades que regaban las raíces del árbol cósmico Iggdrasil -el eje del mundo- y determinaban el destino de hombres y dioses. Las Nornas eran deidades principales y las Walkyrias, secundarias.El célebre compositor Richard Wagner compuso un drama musical en tres actos (1870) que lleva el nombre de estas divinidades. El drama de las Walkyrias constituye la primera parte de la tetralogía "El anillo de los Nibelungos".
El Walhalla germánico recuerda a los Campos Eliseos de la mitología griega, una de las partes en que estaba dividido el mundo subterráneo o Hades (Infernus en latín, significando inicialmente "propio de las regiones inferiores/ de abajo/ inferior"). Walhalla, Valhalla, Walholl o Valholl se traduce como "pórtico o palacio de los guerreros". Aparece situado en el Gladsheimour o Gladheim ("hogar o mundo de la alegría"), el sitio donde recalaban los héroes muertos en combate. Las palabras inglesas glad (feliz, alegre, contento) y home (hogar) derivan de esos dos términos germánicos que aparecen en Gladheim.Este palacio tenía 540 puertas (cifra múltiplo de 12) y estaba repleto de aparejos bélicos.
Las paredes y el suelo estaban cubiertos de escudos, espadas y corazas, y los huéspedes hacían continuo uso de ellos, ansiosos de que llegara el momento de luchar contra el lobo Fenris. Las heridas provocadas por los combates curaban allí milagrosamente.Tras las luchas venían los festines presididos por Odín y servidos por las bellas walkyrias. Allí se bebía el líquido que manaba de la ubre de la cabra Heidrun y se comía la carne del jabalí Sherimonir, que se renovaba todos los días.